ConocerSolar Magazine

Comenzando por la expo en Holanda: una conversación con Pere Llobera

ConocerSolar Magazine
Comenzando por la expo en Holanda: una conversación con Pere Llobera

El pasado día 16 de febrero le han dado el Sacha Penning 2019 award, éste ha ido acompañado de una exposición en el Voorlinden Museum de Wassenaar en Holanda, que se puede visitar hasta el 9 de mayo. 

Roberto Ruíz: Tu relación con Holanda viene de lejos, ¿podrías decirnos algo sobre ésta?

Pere Llobera: Mi relación con Holanda viene por un encuentro casual en la calle con una persona que me consigue una exposición en una galería de allí, en un circuito, digamos, secundario, era una galería pequeñita, estoy hablando de antes de 2004. En 2005, otro holandés, amigo mío, en Barcelona va a ver una de mis exposiciones en la galería Esther Montoriol y se fija en algo, le parece que yo tengo algún tipo de particularidad que podría hacer que yo fuera a la residencia Rijksakademie. Este amigo mío insistió mucho para que yo aplicara, apliqué y me aceptaron, lo que sucedió es que la residencia me situó en un trampolín de visibilidad enorme y ahí empieza oficialmente mi vida holandesa al salir de los dos años de residencia entre 2006 y 2007. Los holandeses se fijan en lo que hago y me empujan.

RR: Tengo la sensación, cuando me relaciono con tu trabajo, de estar dentro de un universo, tu universo, en el que diferentes elementos, conceptos, ideas, etc. se relacionan entre sí constantemente, no de una forma lineal, si no como si se encontraran flotando en el  espacio, relacionándose en diferentes momentos entre sí. Creo que esto tiende a convertir el tablero de tu práctica artística en un espacio vivencial, comunicando tus propuesta y actitudes con tus propias experiencias de la vida ¿podría ser?

PL: Bueno, te cuento algo que responderá a tu pregunta, Jose Ángel Valente describe el sistema de pensamiento de José Lezama Lima como una tela de araña. Me interesó mucho ver la descripción de lo que es un sistema de pensamiento de una forma gráfica. Creo que se podrían dibujar las formas de pensamiento de la gente ya que son muy distintas, la forma de tela de araña le corresponde a Lezama y creo que compartimos esa forma, salvando las distancias, pues Lezama es enciclopédico y yo no, pero esto no quiere decir que él y yo no nos encontremos en los mismos parámetros de movimiento mental, es decir, desde un centro hacia lo radial, en la que yo, eso sí, por eso digo salvando las distancias con José Lezama Lima, tengo muchísimos huecos, mi tela no está tejida íntegramente, la mía tiene agujeros, y no se va a acabar de tejer nunca.

DSC_3379.jpg

RR: A veces parece que estemos ante unas instantáneas autobiográficas, otras veces ante unas ideas que rozan el concepto de colmo y otras veces ante espacios / paisajes / bodegones que podríamos decir que están entre alucinógenos y clásicos; aunque, como ya he dicho antes, las líneas que separan unos temas de otros son difusas ya que todo está constantemente relacionado, ¿que es lo que te hace ir en una dirección u otra a la hora de empezar una pintura?

PL: Enlazando con la dicho antes, en aras de esa radialidad, me explico, a veces son las cosas cotidianas las que me afectan y en otras veces soy yo, como parte activa, el que busco en esas cosas cotidianas. Todas estos intereses y cotidianidades se encuentran dentro de esa tela de araña en la que yo ocupo una zona central desde la que parto a trabajar con todos estos elementos. A veces lo vivencial puede indicar qué zonas de esa radialidad ataco. Lo emocional puede entrar como un elefante en una cacharrería, también puede pasar que un cansancio de un trabajo de un proceso muy largo me lleve a otro lado.

RR: En tu Fancinc hablas de la condena de tener que decir que tiene el artista, de que forma esto te coloca en el tablero de juego de la práctica artística? que significa para ti jugar, jugársela y generar ese conflicto al que otras veces has hecho referencia?

PL: No se si genero conflictos, es más que los percibo. La realidad es conflictiva y yo no puedo más que detectarla, estoy atento, no solo yo, toda persona sensible que está atenta, sea cual sea su trabajo, se da cuanta de lo que sucede. No hay arte sin conflicto. Tu te sorprendías de que te dijera que tengo mal humor, que soy gruñón, también te diría entonces que tengo una mirada conflictiva,

RR: ¿Sí?

PL: No voy ejerciendo un mal humor sobre la gente pero si que es verdad que cuando la realidad pone delante de mi situaciones, esta mirada perversa sobre estas situaciones, este gruñir, hace que perciba las cosas no de una forma neutra si no quizás perversa.

El hecho de ver el conflicto me empuja a expresarlo.

RR: ¿La contradicción puede ser una herramienta pictórica?

PL: La contradicción puede ser una herramienta personal con relación a la pintura, andar y desandar constantemente mi posición con respecto a lo personal y a los demás.

Por eso también a veces hago segundas y terceras versiones, hay un punto de tener bajo sospecha todo lo que hago.

DSC_3244.jpg

RR: Los tonos negros, la tendencia al oscuro, el atardecer nos llevan conceptualmente hacia una sensación de misterio en tus pinturas?

PL: La pregunta me hace pensar en el concepto fuego negro. Esta idea me sirve para explicar algo que potencialmente nunca se va a desarrollar, es decir, un fuego que no arde, es como una cosa casi extinguida, una brasa, o llámale como quieras. La idea de brasa o de cosa que tiene un fuego interior, una pasión interior pero no acaba de desarrollarse nunca en llama, creo que tiene algo que ver con el momento histórico que vivo, el momento en el que hemos sido situados tu y yo, no acabo de estar satisfecho en la época que me ha tocado vivir, aunque es confortable, no es nada apasionante, por eso no hay nada en mí que puede quemar en la intensidad que a mi me gustaría.

Podium versión 2 . Oleo sobre lienzo.

Podium versión 2. Oleo sobre lienzo.

RR: Sobre tu relación con el otro hay varias obras en las que aparece el elemento pódium ¿de que manera este objeto relaciona, a través de ti, el mundo del arte con el espacio social?

PL: Es una relación estresada. El pódium aparece en mis cuadros desde el principio con una intención humorística pero en realidad es un humor estresado, es como cuando vas a un funeral y la gente te explica chistes, la clásica situación estresante donde la gente tiene una salida cómica por puro estrés.

RR: Eso es un colmo

PL: Sí, eso es un colmo. Creo que viniendo de una tradición pictórica tan fuerte, hay un punto en el que te das cuenta de que ese virtuosismo no te va a abrir ninguna puerta, al contrario, ese el punto de estrés. El pódium lo considero un objeto estresante, uno de los peores objetos de la historia. Es un objeto repugnante, la idea de 1, 2 y 3, la categorización, si lo analizas no deberían existir los pódiums.

Todo hiper

Todo hiper

RR: Has utilizado en tus trabajos la hipertrofia y el doparse, de que manera ambos conceptos te interesan y se relacionan con el concepto de añadir?

PL: Añadir, para mi, es un truco, lo que más me cuesta es ir a lo esencial, cuando yo me pongo hipertrófico, es decir, que a base de añadir, de ser superlativo, de hacer una pincelada bonita, de cuidar la capa, todo eso son trucos de mierda para ocultar que no se ha llegado a lo esencial, lo que me hace más feliz es básicamente llegar a algo esencial porque lo otro es básicamente un truquillo.

Quitamiedos Rococó . Oleo sobre lienzo.

Quitamiedos Rococó. Oleo sobre lienzo.

RR: El ornamento, los gnomos, el caganer, etc. pueden ser elementos surrealistas con paralelismo en figuras que habitan lo real y son aceptadas y que aparecen en trabajos tuyos como palacio real? u otros relacionados con Cataluña?

PL: Alexander Klüge en el prólogo de su libro El hueco que deja el diablo tiene una frase (todo el libro es bestial para mi gusto) que me quedó grabada a fuego: “la realidad demuestra tener imaginación” y creo sinceramente en ella. Te lo explico con un ejemplo, los sucesos de Tiananmén, el famoso hombre del tanque, es una persona harta con dos bolsas de la compra que se planta delante de los tanques, con alto riesgo de ser aplastado y paró no se cuantos tanques. La realidad fabricó algo así como un poema, en ese punto es donde puedes decir que la realidad demuestra tener imaginación, es decir que de golpe no hay un autor y que a veces la poesía no requiere ni de un poema, ni de un poeta, esto en realidad es un planteamiento de José Lezama Lima. Volviendo a la pregunta, todo lo que a mi me puede interesar de cuando la realidad se pone curiosa me sirve para establecer diálogos.

Claro del bosque . Oleo sobre lienzo.

Claro del bosque. Oleo sobre lienzo.

RR: La hora mágica del crepúsculo y el color rosa aparece en algunas de tus pinturas con escenas que tienden a lo lisérgico, es algo literario, personal…?

PL: La forma más fácil de definirme, quizás la más simplona, es la de “pintor romántico” y debo aceptarla porque es así, hay algo de ello… hay mucho de ello. 

¿Por que tengo atracción por esas horas crepusculares y por su síntesis que sería el color rosa? Creo que soy una persona que habla demasiado, que hable demasiado no quiere decir que no sepa estar solo, en silencio. La hora de crepúsculo, llamémosla hora quieta, que tiene ese cromatismo, de rosa, de púrpura, de marrón, yo la tengo asociada con el silencio, con un momento de quietud donde no hay nadie, solamente uno mismo con el paisaje. Quizás me estoy fabricando agujeros en la realidad o fabrico agujeros en los lienzos donde poder vivir, esa atracción por el rosa es anhelo por esa quietud donde estoy teniendo una relación íntima con el paisaje. Eso sí, puedo enseñar el cuadro en una exposición y hablar por los codos.

Sin título.  Oleo sobre lienzo.

Sin título. Oleo sobre lienzo.

RR: Cuando estoy delante de algunas de tus pinturas tengo la sensación de estar delante de un colmo, de una especie de encrucijada metafórica del no va más de la estupidez a veces de uno mismo o a veces de lo social. Te planteas la imagen como el colmo, como algo que ya ha llegado hasta su límite?

PL: No me lo había planteado así, me encanta el concepto colmo en tu pregunta. Me gusta que tu lo leas así, igual si que hay algo de colmo, me hace reir.

RR: Sí porque tiene algo cómico a la vez, ¿no?

PL: Sí, sí, sí, habría que definir entonces colmo. Tu le llamas colmo y yo mirando el cuadro que tengo en pantalla mientras respondemos a esta pregunta, que es un superman que se está autolesionando con un puñetazo contra su propio rostro, si claro, tiene un punto de colmo, tiene algo chistoso, me agrada la palabra colmo, yo lo había planteado como un hartazgo, hartazgo de mi, hartazgo del superhéroe por cómo se dirige el mundo… 

Una cosa que tengo que decir que no tiene nada que ver pero que me viene a la cabeza ahora es que siempre había pensado que el arte “activismo” no era mi cosa y resulta que cada dos por tres aparece la política, aparece mi hartazgo con lo social y hablo con más frecuencia de lo que yo pensaba sobre estos temas. El superhéroe tiene una doble lectura, soy yo destruyendo mi propia técnica y también es el superhéroe harto de la humanidad.


Texto e imágenes Roberto Ruiz, excepto Todo Hiper de Paloma González Dotor y Podium versión 2 de Carles Gabarró.

Imágenes de obras cortesía del artista y de las galerías.

Galerías que representan a Pere Llobera:

Galería F2, c/ Doctor Fourquet, 28, Madrid.

Bombon projects, c/ Trafalgar, 45, local 3, Barcelona. 

Galerie Fons Welters, Bloemstraat 140, Amsterdam.